Para realizar una desinfección y descontaminación correcta de un espacio que ha podido tener recientemente la presencia de coronavirus, o de cualquier tipo de virus, se requiere un conocimiento profundo del agente a eliminar. El caso que más nos preocupa actualmente es la especie causante de la enfermedad coronavirus (COVID-19) para conocer a fondo sus medios de transmisión y poder así aplicar los mejores procedimientos de desinfección y descontaminación.

Comprender el COVID-19 nos permite crear mejores protocolos de desinfección y descontaminación de coronavirus y usar los productos químicos más adecuados. Todo esto nos permitirá finalmente ofrecer una descontaminación lo más completa posible y ayudar a evitar futuras contaminaciones.

Se pueden presentar dos tipos de situaciones: que se haya confirmado la presencia del virus en las instalaciones, o simplemente la necesidad de realizar una actuación preventiva. En ambos casos, corresponderá al responsable técnico establecer el programa de actuación, teniendo en cuenta que los desinfectantes utilizados deben tener eficacia viricida demostrada.

Con nuestro sistema no es necesario retirar ningún objeto personal de las superficies a tratar (fotos, objetos decorativos, etc.).

El producto que usamos lo podemos aplicar directamente en ordenadores, teclados, monitores, etc., sin peligro de dañar los mismos y al poseer un alto poder de evaporación no deja velo en pantallas retroiluminadas o de cristal.

Al ser apto para la industria alimentaria lo podemos aplicar en todo tipo de superficies, cocinas, offices, etc.

Para realizar una desinfección y descontaminación correcta de un espacio que ha podido tener recientemente la presencia de coronavirus, o de cualquier tipo de virus, se requiere un conocimiento profundo del agente a eliminar. El caso que más nos preocupa actualmente es la especie causante de la enfermedad coronavirus (COVID-19) para conocer a fondo sus medios de transmisión y poder así aplicar los mejores procedimientos de desinfección y descontaminación.

Comprender el COVID-19 nos permite crear mejores protocolos de desinfección y descontaminación de coronavirus y usar los productos químicos más adecuados. Todo esto nos permitirá finalmente ofrecer una descontaminación lo más completa posible y ayudar a evitar futuras contaminaciones.

Se pueden presentar dos tipos de situaciones: que se haya confirmado la presencia del virus en las instalaciones, o simplemente la necesidad de realizar una actuación preventiva. En ambos casos, corresponderá al responsable técnico establecer el programa de actuación, teniendo en cuenta que los desinfectantes utilizados deben tener eficacia viricida demostrada.

Con nuestro sistema no es necesario retirar ningún objeto personal de las superficies a tratar (fotos, objetos decorativos, etc.).

El producto que usamos lo podemos aplicar directamente en ordenadores, teclados, monitores, etc., sin peligro de dañar los mismos y al poseer un alto poder de evaporación no deja velo en pantallas retroiluminadas o de cristal.

Al ser apto para la industria alimentaria lo podemos aplicar en todo tipo de superficies, cocinas, offices, etc.