Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Es una costumbre muy recomendable acometer una limpieza en profundidad de nuestras viviendas, al menos coincidiendo con los cambios de estación. Así, se aprovecha la sustitución de vestuario y ropa del hogar, imprescindible para adecuarnos a la llegada del buen tiempo, para dar un repaso a todo lo demás. Recién estrenada la primavera es momento, pues, de poner manos a la obra.
 
Limpiar a fondo es una idea a la que se debe ligar la de deshacernos de todo aquello que no utilizamos. En primavera esta última tarea hay que enfocarla en dos líneas, tirar todo lo que después de su uso en invierno se ha estropeado de manera definitiva y, por otro lado, revisar aquellos objetos propios del periodo estival para mantener solo los que están en buenas condiciones para ser utilizados.

De forma práctica, se trata de eliminar la suciedad que se ha acumulado en los meses de más frío, especialmente en las zonas que no se han usado. Hay que hacerla de forma profunda, con desinfección incluida. Una herramienta que solemos utilizar para esta tarea son las máquinas de vapor, pero no son de uso necesario, sólo nos sirven de ayuda.

Pero, la limpieza primaveral es algo más que darle un repaso general a la casa. Los anglosajones tienen un término específico para definir esta actividad, “Spring Clean”, que les sirve también para aludir a cualquier reorganización y limpieza general que se acometa.

Para muchas personas esta limpieza primaveral es una especie de renovación espiritual. Se sale de la tristeza del invierno, dejando detrás todo lo que no sirve, para afrontar el nuevo tiempo con más ánimo.

Si necesita una empresa de limpieza, no lo dude póngase en manos de Limpiezas La Trinidad, profesionales con más de 25 años de experiencia.

También puede contactar con nosotros en:
C/ Jacinta Marto. 1 Ac – 41010 Sevilla
Teléfono: 954 33 66 69

Últimas noticias